¿Cómo usar un vibrador? ¿Parecería ser que esto es bastante obvio no? Pero no es el caso para todas las personas cuando utilizan un vibrador por primera vez. Además muchos de los vibradores no vienen con un manual… así que te daremos algunos consejos sobre cómo utilizar tu juguete.

Muchos hombres piensan que los vibradores son sólo para mujeres, pero esto no es verdad. Los hombres también pueden usar vibradores, así que en este artículo nos dirigimos a ambos sexos en general. Solamente en algunas partes especificamos si aplica para el cuerpo femenino o el cuerpo masculino.

como usar un vibrador

1. Familiarízate con tu vibrador

Sácalo de la caja, verifica como funciona, que tipo de baterías utiliza o si es recargable, asegúrate de cargarlo antes de utilizarlo. Otro punto importante es lavarlo antes de usarlo por primera vez, pero, antes que nada, revisa si es resistente al agua. ¡Lo peor que quieres hacer es echar a perder tu vibrador metiéndolo al agua en el primer intento! Si no es a prueba de agua, asegúrate de lavarlo sin mojar el motor para que no estropees tu vibrador.

2. Prueba las diferentes velocidades de vibración

Antes de utilizarlo y ponerlo en contacto con tus áreas más sensibles, es una buena idea que pruebes la intensidad de las velocidades de vibración y te familiarices con ellas, así no recibirás sorpresas cuando lo estés utilizando si alguna velocidad te resulta demasiado intensa. Además, algunos vibradores no solamente cuentan con diferentes modalidades de vibración, sino que cuentan con rotación de la cabeza o algunos otros movimientos los cuales también puedes controlar.

3. Empieza poco a poco y escucha a tu cuerpo

Encuentra un lugar tranquilo donde nadie te vaya a molestar o interrumpir para que te puedas relajar. Pon un poco de música, y piensa en cosas que te exciten y te produzcan placer. O si necesitas estimulación más gráfica puedes mirar videos o revistas porno.

No te precipites, explora las sensaciones que te proporciona tu vibrador y aprovecha para ir conociendo tu cuerpo. Juega con la presión que ejerces al utilizarlo. Notarás que el vibrador no se siente igual en todas las partes de tu cuerpo, ya que tenemos áreas más sensibles que otras, entonces éste responderá de manera diferente.  Lo importante es que vayas conociendo tu cuerpo y como utilizar el vibrador en cada parte de él.

Mujeres:

Normalmente cuando presionas más fuerte, las vibraciones pierden un poco de intensidad. Para muchas mujeres, el contacto directo con el clítoris puede resultar demasiado y a veces incluso doloroso. Así que antes de colocarlo directamente en tu clítoris, empieza por los muslos, el área de tu vagina y ve acercándote poco a poco.

Hombres:

Empieza colocando el vibrador cerca de los muslos, probando la vibración, pásalo delicadamente sobre el perineo o tus pezones. Lo puedes colocar en el cuello del pene o en la cabeza, muchos son hombres son capaces de llegar al orgasmo simplemente disfrutando de las vibraciones que sienten en la cabeza del pene y ejerciendo un poco de presión.

Incluso es posible estimular la próstata de manera externa al colocar el vibrador en el perineo y presionando firmemente.

4. Pon especial cuidado en la penetración

Mujeres - Penetración vaginal

Si vas a utilizar un vibrador para la penetración, asegúrate de estar excitada y de utilizar un poco de lubricante para que deslice fácilmente en tu interior.  Sobre todo asegúrate que el vibrador esté hecho de materiales no tóxicos para tu cuerpo. Toma tu tiempo para experimentar con diferentes movimientos y niveles de vibración, así como para localizar tu punto G. Existen vibradores diseñados específicamente para estimular tu punto G, estos te harán la tarea de encontrarlo, aún más sencilla.

Hombres y mujeres – Penetración anal

Si quieres utilizar un vibrador de forma anal, es necesario utilizar un vibrador diseñado especialmente para la penetración anal. Estos tienen una base plana para evitar que se introduzcan completamente en el recto y te encuentres con el problema de que después no los puedas sacar, esa sería una visita al hospital un poco vergonzosa. Es aun mas importante utilizar lubricantes durante la penetración anal ya que el ano no lubrica naturalmente como lo hace la vagina.

Para los hombres, existen vibradores anales pensados especialmente para masajear la próstata, son más pequeños y tienen una forma ligeramente curveada.

5. Comparte el vibrador con tu pareja

Un vibrador es una buena manera de añadir un poco de picante a las relaciones sexuales, hay muchas maneras en las que podéis jugar; utilizando el vibrador para las preliminares o también durante la penetración. Esto es de gran ayuda para aquellas mujeres que se les dificulta llegar al orgasmo solamente con la penetración.

Encuentra una posición en la que él pueda penetrarte y al mismo tiempo tu puedas estimular tu clítoris con el vibrador, por ejemplo, la de perrito. También puedes utilizar un vibrador especial para parejas como el We Vibe, el cual cuenta con una parte que se coloca en tu interior durante la penetración, proporcionando vibraciones que podrán sentir ambos durante el sexo.

6. Seguridad y limpieza ante todo

Nunca introduzcas un vibrador que hayas utilizado analmente inmediatamente en la vagina sin antes haberlo lavado. De preferencia intenta siempre utilizar un condón cuando lo compartas con tu pareja y lávalo siempre después de utilizarlo.

Después de cada sesión con tu vibrador, quítale las baterías ya que es posible que se pueda encender solo por accidente y si se queda mucho tiempo encendido se podría quemar el motor.

Estos son nuestros consejos sobre cómo utilizar un vibrador. Lo importante es que disfrutes, que puedas llegar a conocer mejor tu cuerpo, cuáles son las áreas mas sensibles de éste, y como responden a las diferentes sensaciones. ¡Así que ha disfrutar, ya sea en solitario o en pareja!